Federico Garcia Lorca

SONETO DE LA GUIRNALDA DE ROSAS

  ¡ Esa guirnalda!¡Pronto!¡Que me muero! 
¡Teje deprisa!¡Canta!¡Gime!¡Canta
!
Que la sombra me enturbia la garganta
y otra vez viene y mil la luz de enero. 

  Entre lo que me quieres y te quiero,
aire de estrellas y temblor de planta,
espesura de anémonas levanta
con oscuro gemir un año entero.

  Goza el fresco paisaje de mi herida,
quiebra juncos y arroyos delicados,
bebe en muslo de miel sangre vertida.

  Pero ¡pronto! Que unidos, enlazados,
boca rota de amor y alma mordida,
el tiempo nos encuentre destrozados.

Federico García Lorca

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artes Gráficas | Bibliofília | Antonio Rubiales | Otros libros | Enlaces | Sonetos del amor oscuro | Inicio