Efectivamente tuvimos en nuestro taller ocañense el honor de publicar el librito que provocó un pequeño revuelo entre las esferas culturales de este país, que incluso fue recogido en la prensa de la época.


Se pretendía dar a conocer, en conjunto, unos sonetos de García Lorca, poco o nada conocidos y desde luego nunca publicados juntos, dada su temática, y que nos habían sido entregados para tal menester por un conocido investigador de la literatura española.


Así, puede leerse en TELE RADIO, nº 1357, 2/8 enero de 1984: “Así, sin nombre de autor, sin pie de imprenta, sin editor, ha aparecido lo que podemos considerar el libro del año: el libro más ocultado y esperado de Federico García Lorca. La edición, no venal, consta de doscientos cincuenta ejemplares y recoge once sonetos de amor que el poeta granadino escribió entre los años 1935 a 1936”.


Mauro Armiño escribía en ALERTA el 21 de diciembre de 1983: “En Granada, en su Granada, sin pie de imprenta, sin nombre de editor ni de autor, ha aparecido, en edición no venal de doscientos cincuenta ejemplares, este libro: “Sonetos del amor oscuro”, desconocido en buena parte hasta ahora”


Antonio Muñoz Molina firmaba en el IDEAL el 2/2/1984 un artículo en el que, entre otras cosas, decía: “El libro tiene veintidós páginas y una cinta roja para señalar el sitio donde se detuvo la lectura, y no hay en él ni un solo nombre y ni siquiera un indicio que permita descubrir quién se ha entregado, en soledad de alquimista, a la disciplina de imprimir sus palabras reclinándose sobre la máquina que las estampaba en el papel con la perseverancia y el sigilo que tienen los impresores en los grabados alemanes del siglo XVI, cuando la imprenta era todavía un artificio mágico que rozaba la blasfemia, pues permitía repetir sin tregua lo que hasta ahora había sido un privilegio tan raro que rozaba la invisibilidad...

...En ella, en la sombra, se esconde ahora el cauteloso perseguidor que ha impreso clandestinamente doscientos cincuenta ejemplares de los sonetos del amor oscuro y los ha repartido como una sola carta íntima en ciertos buzones de la ciudad y de España...”


Eduardo Castro, en EL PAIS del 14/2/1984 publicaba una pequeña crónica de la que señalamos: “...Una edición pirata de los Sonetos del amor oscuro, de Federico García Lorca, inéditos hasta ahora en forma de libro y alguno de ellos también como poema suelto, ha sido clandestinamente publicada en Granada, donde numerosos poetas, profesores, críticos y estudiosos de la obra lorquiana la han recibido por correo procedente de un remitente misterioso y anónimo... Son estos 11 poemas los que, al parecer, se recogen en la presente edición pirata, cuya tirada consta de 250 ejemplares”


Mario Hernandez ha publicado: “...Mediado ya el mes de diciembre de 1983, pero con matasellos de Granada en el sobre rojo, del día 14, recibo sin membrete (y agradezco) una edición de los Sonetos del amor oscuro. La edición, aparte de pirata, es de una anomalía absoluta: carece de nombre del autor, así como se omiten los del impresor y editor, probablemente coincidentes hasta en el trabajo manual de la impresión. Para rizar el rizo, tampoco se consignan los nombres de Aleixandre y Neruda como autores de dos fragmentos de prosa, alusivos a los sonetos, que anteceden a la edición. El editor ha añadido, de minerva propia o amiga, un tercer texto en prosa didáctico-lírica: cuatro breves párrafos más una frase última como piedra de identificación para ciegos. Los oscuros sonetos, se dice, constituyen “¡Sombra inmemorial del poeta de la alegría!” El colofón explicita con sangrantes versales: “ESTA PRIMERA EDICIÓN DE LOS / SONETOS DEL AMOR OSCURO / SE PUBLICA PARA RECORDAR / LA PASIÓN / DE QUIEN LOS ESCRIBIÓ / GRANADA, EN EL OTOÑO DE / 1983” En la memoria remota de quien escribió estas líneas, impresas en tinta roja, quizá resonara un titulo de Luis Rosales: Pasión y muerte del conde de Villamediana. Por otro lado, el otoño granadino ha sido elegido como pretexto simbólico, pues casi con toda seguridad la edición se ha realizado a muchos kilómetros de la ciudad andaluza. Todo induce a pensar que la intencionada piratería se ha unido a un juego muy literario propio de entendidos en la salida a escena de esta edición no venal, cuya tirada es de 250 ejemplares numerados, según los datos de la página de créditos...”


A. Cárdenas, desde la propia Granada de nuevo en el IDEAL, publicaba: “...El caso es bastante misterioso, ni la misma hermana del poeta, la cual también recibió en un sobre sin remite este librito desde Granada, sabe nada sobre la edición de estos ejemplares que considera piratas. El libro es de pequeño formato, tiene 22 páginas, las cubiertas rojas, muy bien impreso en letras igualmente rojas, edición no venal, bastante cuidada con un cordoncito que sirve de separata. En las páginas del libro no aparece para nada el nombre de Federico García Lorca, ni el editor, ni nada que pueda hacer sospechar dónde han sido impresos.”


Estos trozos pertenecen a recortes de prensa de los momentos posteriores a la salida del “pirata” librito. Fue compuesto a mano en tipografía de la familia Bodoni, igualmente empleada en varias obras de bibliofilia para la Editorial “El Crotalón”, e impreso a mano en una minerva cuya fotografía se puede apreciar en nuestra página de Artes Gráficas, por mi padre, Antonio Rubiales Puerto, fallecido desde el verano de 1993. El secreto, el misterio, está desvelado. Los inquietos intelectuales ya tienen resuelto el problema de la edición y la impresión. De la distribución no hablamos, eso ya es otra historia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artes Gráficas | Bibliofília | Antonio Rubiales | Otros libros | Enlaces | Sonetos del amor oscuro | Inicio